El Metate y el molcajete, utensilios de la cocina tradicional mexicana

El metate y el molcajete son dos utensilios que datan de la época prehispánica en nuestro país. Te compartimos algunos datos interesantes sobre estos objetos. – Al parecer, el metate y el molcajete —que no son sino dos instrumentos de molienda de piedra tallada— surgieron en Mesoamérica durante el periodo Cenolítico Superior, entre los años 7000 y 5000 a.C.—. Los expertos deducen que su invención promovió el incremento en el consumo de semillas; poco después, comenzaría a domesticarse el maíz en estas tierras.

MOLCAJETE1

 

– Molcajete —del náhuatl molli ‘guisado, salsa’, y caxitl, ‘cajete o escudilla’— es un mortero de piedra de tamaño variable, con tres patas cortas en la base, en el que con un tejolote —de texolotl, ‘muñón de piedra’—, se machacan
 o muelen ingredientes para preparar salsas y otros platillos. La piedra porosa o volcánica con que está hecho el molcajete, otorga cierto sabor mineral a las salsas que en él se preparan.

 

 

METATE2

Metate —del náhuatl metátl, ‘muela’— es una piedra rectangular de entre 30 y 40 centímetros de ancho y 50 a 
60 de largo, sin bordes, plano o curvado —dependiendo
 de la región y el periodo—, sobre una base de tenamatzin —piedras o patas de piedra—, utilizada por las mujeres mesoamericanas para moler, arrodilladas, maíz, cacao o chiles, con la mano del metate —metlapil o metlapilli—, una piedra oblonga y cilíndrica de tamaño proporcional a éste.

 

 

 

La piedra para los metates y molcajetes se extrae, en su mayor parte, de las minas localizadas en el pueblo San Lucas Evangelista, municipio de Tlajomulco, Jalisco. Su diseño y uso, prácticamente no han variado a lo largo de los siglos.

Tomado de: http://algarabia.com/