El papel amate, legado prehispánico de México

El Papel Amate artesanía rebosante de coloridos motivos como el sol, la luna, el calendario azteca, aves, flores, y escenas y personajes de la vida cotidiana. La palabra amate se deriva del vocablo náhuatl “amatl” y se refiere tanto al árbol de Ficus–o higuera– como al papel elaborado con su corteza.

“Para la elaboración de papel amate los artesanos hierven la corteza, separan las fibras y las colocan en forma de cuadrículas sobre una tabla de madera, donde las golpean con una piedra volcánica. El unos de este tipo de piedras se remonta a la época prehispánica”  (“La riqueza de los bosques mexicanos: más allá de la Madera. Experiencias de comunidades rurales”, Primera Edición, México. Semarnat, Cecadesu, Comisión Nacional Forestal, Procymaf II, Cifor, 2005. Página No. 33 autor Citlalli López).