El nopal en México y sus propiedades nutritivas y curativas

El nopal en México

NOMBRE CIENTÍFICO: Opuntia ficus -indica Linnaeus Miller.

FAMILIA: Cactaceae.

Uno de los rasgos distintivos de los grupos humanos es su capacidad de transformar la naturaleza. Es esencial para la subsistencia poder reconocer, clasificar y encontrar las mejores maneras de explotar los diversos componentes del medio ambiente. Del éxito que en esos afanes se tengan dependen en cierta medida las posibilidades de otros desarrollos. El manejo de las plantas –que puede implicar lo mismo su recolección que su cultivo– es en sí mismo un logro cultural y no uno menor. La explotación eficiente de especies como el maíz, la calabaza o el frijol se encuentra en la base misma de los complejos nopal_combate_diabetesdesarrollos del área mesoamericana. La recolección de las especies características de las zonas áridas fue fundamental para la milenaria permanencia de las sociedades del norte de México. El nopal, como el maguey, es una especie a caballo entre esos dos mundos: el de los cazadores recolectores y el de los pueblos sedentarios.

El nopal es un arbusto de unos 5 m de altura, con tallo ramificado de color verde; su tronco está formado por pencas aplanadas. Las flores varían del amarillo al rojo, tienen frutos de color verde, rojo o púrpura, llamadas comúnmente tunas. Habita en climas seco, semiseco y templado. Se cultiva en zonas áridas y semiáridas, se encuentra asociada con matorral xerófilo y bosques de encino y pino.

En los depósitos arqueológicos en los que se ha documentado la temprana explotación, y en algunos casos domesticación, de plantas es común la presencia de vestigios de Opuntia (nombre científico del nopal). Es posible, de hecho, que algunos de los primeros instrumentos de piedra tuvieran entre sus funciones quitar espinas y ahuates de las pencas y tunas del nopal. Desde aquellos lejanos tiempos hasta la actualidad el nopal ha formado parte de la dieta del mexicano, básicamente de las mismas maneras y bajo las mismas técnicas de preparación.

Esa estrecha dependencia de las plantas para subsistir hace que las sociedades las inscriban en sus modelos del mundo y que les atribuyan propiedades más allá de su función como alimento. Casi cada planta tiene una asociación con el ámbito divino y con algún aspecto de la organización del mundo. Ejemplo paradigmático en ese sentido es el maíz; el nopal también tiene relaciones específicas con el ámbito simbólico, principalmente a partir del Posclásico.

El uso del nopal se remonta a la época prehispánica. Se cultiva en varios estados del centro del país como Morelos, Tlaxcala, Distrito Federal y el de México. El principal uso medicinal del nopal hoy en día es contra la diabetes. Las pencas se preparan licuadas con agua para su ingestión o bien se comen crudas o en ensaladas.

Se dice que el nopal también es un buen remedio contra la gastritis y los cólicos intestinales, aunque la parte más recomendada para estos males, es la raíz cocida y mezclada con guayaba. Otras aplicaciones, pero menos frecuentes, son para las afecciones de los pulmones y como auxiliar en el parto.

Tomado de http://arqueologiamexicana.mx/esta-semana/el-nopal-en-mexico

y http://www.mexicodesconocido.com.mx/el-nopal-y-sus-propiedades-medicinales.html