La catedral de Cuernavaca

 

La catedral de Cuernavaca, edificioCatedral-de-Cuernavaca-620x350 que nace como convento de evangelización adjudicado a la Asunción de María, forma parte de la arquitectura conventual del siglo XVI, que por tener una función específica, la de evangelización, presenta características y elementos que los hacen singulares dentro de las construcciones realizadas por los españoles en la Nueva España durante el siglo XVI; dentro del estado de Morelos forman un corredor bajo la denominación de ruta de los conventos y que han sido declarados patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994..

Una vez realizada la toma de la ciudad de Tenochtitlán 1521, el conquistador Hernán Cortés pide a la corona Española sean enviados a estas tierras frailes para iniciar el proceso de evangelización, los primeros en llegar son de origen Flamenco entre los que podemos destacar por su labor a Fray Pedro de Gante (Gante es la capital de Flandes, países bajos, en ese tiempo posesión de la corona Española).

Posteriormente en 1525 llegan a la que para entonces ya recibe el nombre de Nueva España; un grupo de frailes de la orden Franciscana en número de doce con la misión de la evangelización, entre los que se encuentran; fray Antonio Maldonado, fray Antonio Ortiz, fray Alonso de Herrera y fray Diego de Almonte siendo los primeros en establecerse en el Valle de Morelos debido a que ahí existe un amplio asentamiento indígena; los Tlahuicas.

De manera inmediata se inicia la evangelización para lo que es necesario la construcción del edificio que albergará a los frailes y consecuentemente el centro de conversión de los indígenas a la nueva fe cristiana, el procedimiento no es sencillo, y es para 1529 que se ratificó la fundación formal del monasterio en terrenos donados por Juana de Zúñiga de Cortés.

Los elementos que presenta este conjunto como es el atrio, la cruz atrial, la capilla abierta, las capillas pozas y el portal de indios responden al proceso de la evangelización, conjunto al que se le agrega la iglesia de la Asunción, y que junto con el convento abarcaban originalmente una enorme área.

De acuerdo a los relatos se considera que para 1574 el templo de Nuestra Señora de la Asunción estaba terminado.

A lo largo de los años este conjunto arquitectónico ha recibido grandes modificaciones de tal manera que para el siglo XVIII de su primera etapa constructiva sólo sobreviven el casco de la iglesia, las arcadas de la planta baja del convento y la capilla abierta. El templo de la Asunción en este tiempo ostentaba la categoría de parroquia.

El 23 de junio de 1891, el Papa León XIII emitió una bula en que decretó la creación del obispado de Cuernavaca, con jurisdicción en el Estado de Morelos. El 30 de octubre del mismo año se realizó una solemne misa de tres ministros para anunciar que la antigua parroquia de Nuestra Señora de la Asunción se convertía en Catedral y sede de la diócesis episcopal en el Estado de Morelos.

El departamento de Monumentos Coloniales efectúo una restauración del templo en 1957. Durante estos trabajos se retiró la capa de cal que cubría las paredes y se descubrieron restos de pintura mural del siglo XVII que representan la llegada a Japón y el martirio del santo mexicano Felipe de Jesús y sus compañeros. Otros frescos de gran calidad que alberga este edificio muestran al Papa Inocencio II bendiciendo a los misioneros, y motivos florales y geométricos en blanco y negro.

En la segunda mitad del siglo XX el templo conservaba aún un bello retablo churrigueresco bañado en oro, dos altares laterales con columnas de fuste y capiteles, y una escultura de madera de la Santísima Virgen. Su capitel es notable, por tratarse del sitio donde se celebró la primera misa.En la actualidad, la Catedral de Cuernavaca es uno de los lugares predilectos para celebrar bodas, bautizos, primeras comuniones y otras celebraciones religiosas.